Parroquia

San Miguel Arcángel

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Domingo 20 durante el año

Evangelio del Domingo y breve reflexión

Mateo 15, 21-28

En aquel tiempo, Jesús se marchó y se retiró al país de Tiro y Sidón.
Entonces una mujer cananea, saliendo de uno de aquellos lugares, se puso a gritarle:
-«Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David. Mi hija tiene un demonio muy malo.»
Él no le respondió nada. Entonces los discípulos se le acercaron a decirle:
-«Atiéndela, que viene detrás gritando.»
Él les contestó:
-«Sólo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel.»
Ella los alcanzó y se postró ante él, y le pidió:
-«Señor, socórreme.»
Él le contestó:
-«No está bien echar a los perros el pan de los hijos.»
Pero ella repuso:
-«Tienes razón, Señor; pero también los perros se comen las migajas que caen de la mesa de los amos.»
Jesús le respondió:
-«Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas.»
En aquel momento quedó curada su hija.

Palabra del Señor.

 

BREVE REFLEXION

Esta mujer, en su humildad, ni siquiera reivindica equipararse a ese Pueblo elegido, invitado por Dios al banquete del Reino. Ella está dispuesta a coger solamente “las migajas” que caen de la mesa (v. 27); pero pide insistentemente que le permitan tener acceso a esa salvación que Jesús trae. Al contrario, los fariseos y doctores de la Ley, cerrados en su autosuficiencia y en sus prejuicios, rechazan continuamente esa salvación que Jesús no cesa de ofrecerles. Al final de este camino de afirmación de “bondad” y de “merecimiento” de esos paganos que la teología oficial de Israel despreciaba, Jesús concluye: “mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas”. La afirmación de Jesús significa: “en verdad tú estás dispuesta a acogerme como el enviado del Padre y a aceptar el pan del Reino, el pan con que dios mata el hambre de vida de todos sus hijos. Recibe esa salvación que se destina a todos aquellos que tienen el corazón abierto a los dones de Dios”.  (Padre Guillermo)

 

Compartir:
Scroll Up