Parroquia

San Miguel Arcángel

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Miércoles de Ceniza

Es el primer día de la Cuaresma, la Iglesia nos llama a la conversión y a prepararnos. Algunas pautas esenciales que todo católico debe saber para poder vivir este tiempo.

El miércoles de ceniza es el primer día de la Cuaresma o sea el primero de los 40 días en los que la Iglesia nos llama a la conversión y a prepararnos sinceramente para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

En la Santa Misa del miércoles de Ceniza se bendicen e imponen las cenizas obtenidas de los ramos de olivo bendecidos el domingo de Ramos del año anterior. Estas son rociadas con agua bendita y luego aromatizada con incienso.
Miércoles de Ceniza: Comienzo de la Cuaresma

La tradición de imponer la ceniza se remonta a la Iglesia primitiva. Por aquel entonces las personas se colocaban la ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad con un “hábito penitencial” para recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo.

La Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos casi 400 años D.C. y a partir del siglo XI la Iglesia de Roma impone las cenizas al inicio de este tiempo.

La ceniza es un símbolo. La palabra ceniza, que proviene del latín “cinis”, representa el producto de la combustión de algo por el fuego. Esta adoptó un sentido simbólico de muerte, caducidad, pero también de humildad y penitencia.

La ceniza le recuerda al cristiano su origen y su fin: “Dios formó al hombre con polvo de la tierra” (Gn 2,7); “hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho” (Gn 3,19).

Este acto de imposición de cenizas tiene lugar en la Misa al término de la homilía. Las cenizas son impuestas en la frente, haciendo la señal de la cruz con ellas mientras el ministro dice las palabras Bíblicas: «Acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás», o «Conviértete y cree en el Evangelio».

Puede recibir este sacramental cualquier persona, inclusive no católica. Como especifica el Catecismo (1670 ss.) los sacramentales no confieren la gracia del Espíritu Santo como sí lo hacen los sacramentos, pero por la oración de la Iglesia estos «preparan a recibirla y disponen a cooperar con ella».

El Miércoles de Ceniza es obligatorio el ayuno y abstinencia, como en el Viernes Santo, para los mayores de 18 años y menores de 60. Fuera de esos límites es opcional.

La abstinencia de comer carne es obligatoria desde los 14 años. Todos los viernes de Cuaresma también son de abstinencia obligatoria.

La Conferencia Episcopal Argentina autoriza sustituir la abstinencia de carne por  alguna obra de misericordia y/o de piedad.

Compartir:
Scroll Up